vivamos cada etapa de nuestra vida de manera plena y sin evasiones. Pero prioritariamente no les quitemos a los niños la alegría de vivir su maravillosa infancia. Hoy más que nunca, es nuestro compromiso como adultos el defenderlos, el protegerlos, el denunciar atropellos y abusos contra ellos. El buscar espacios para que ellos jueguen y se diviertan como todos los demás niños de su edad, ya que como decía el célebre obispo Dupanlou: “todo joven que no juega es porque tiene una espina en el pie… o la tiene en el corazón”.

de deporteyocioudec2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s