El socialismo y el hombre en Cuba. Herramienta necesaria para la formación de valores, en los profesionales de la Cultura Física

  1. Los acontecimientos fundamentales del proceso revolucionario antes y después de la toma del poder.
  2. El papel del hombre, el papel fundamental desempeñado por el individuo en la clandestinidad y la guerrilla y la compleja interacción de lo individual y lo colectivo en el proceso posterior a la toma del poder político.
  3. Destacó la entrega total a la causa revolucionaria por parte de los revolucionarios durante la etapa insurreccional y en los momentos críticos, señalando como una de nuestras tareas fundamentales desde el punto de vista ideológico la de encontrar la fórmula para perpetuar en la vida cotidiana esa actitud heroica.
  4. El análisis del papel de las masas y sus dirigentes en la Revolución Cubana.
  5. Valoró al hombre constructor de la nueva sociedad y fundamentó su tesis sobre la necesidad de formar un nuevo tipo de hombre, sobre la base de un doble proceso de interacción del individuo y la sociedad.
  6. Desarrolló sus ideas acerca de la necesidad de la formación del hombre nuevo, esbozó los rasgos de éste que se vislumbraban en el hombre que construía la nueva sociedad.
  7. Enfatizó la necesidad de que el proceso de educación fuera consciente; es decir se realiza sobre la base de que el individuo participe conscientemente en el proceso de educación, como auto educación.
  8. Enjuició los procesos ideológicos que han tenido lugar durante el proceso de construcción del socialismo en diversos países del mundo, destacó la especificidad de la transición en las condiciones de Cuba.
  9. Un análisis de extraordinaria riqueza fue el referido a la enajenación, su reflejo en la producción artística, y el examen de los procesos de producción intelectual de la cultura.
  10. El papel de la juventud, el partido y la figura de Fidel Castro, la generación de un nuevo tipo de dirigente revolucionario en el transcurso de la lucha, un hombre guiado por altos ideales.

Conclusiones

Podemos concluir planteando que un factor importante en la formación de la personalidad lo constituyen las actitudes y valores que se forman y desarrollan hasta llegar a constituir su núcleo regulador y orientador.

Esta función social corresponde en gran medida a la escuela, depositaria de un encargo social fundamental y complejo: la formación de las nuevas generaciones para hacerlas capaces de defender y desarrollar las conquistas del socialismo, de participar activa y careadoramente en las tareas de la nueva sociedad.

Tal encargo supone, tal como la predijo el Che, el desarrollo de una personalidad que caracterice al hombre del mañana, multifacético y armónicamente desarrollado, luchador incansable por los valores del socialismo. Por ello la obra “El socialismo y el hombre en Cuba” constituye una fuente de inagotable valor para la formación de las nuevas generaciones.

de deporteyocioudec2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s